Isaac Asimov no solo para mi, si no para muchos amantes de la ciencia ficción es uno de los mejores autores. Muchos de sus relatos con el paso del tiempo han cobrado vida, y ha sido una de las mentes mas influyentes en la robotica, incluso antes de su concepción como una carrera a seguir. Hoy les compartiré uno de sus ensayos. Los nuevos maestros. Así se titula este breve pensamiento, que viene en una recopilación de relatos en el libro Visiones de robot.

El ensayo mira hacia el futuro, se escribió en 1976, donde los microprocesadores estaban conquistando el mundo, pero aun faltaban algunos años para la aparición del computador personal. Aun se utilizaban grandes servidores para el procesamiento de información y aun faltaban décadas para la aparición de la primera versión de Internet.

Asimov habla acerca de unas máquinas capaces de enseñar, conectadas a una gran biblioteca, en donde estas máquinas pueden acceder al conocimiento y este es compartido y crece cada día. Con esta descripción es imposible no reconocer esto en la actualidad, a esta gran biblioteca la llamamos Internet. Hoy en día esa imaginativa es toda una realidad. El proponía esa idea como un cambio necesario para el sistema educativo. Pero en realidad, ¿cambio gracias a este avance tecnológico?

La triste verdad es que aun falta mucho para que las maquinas nos enseñen, y no por falta de avance tecnológico, si no avance cultural. Podemos atribuir esto al acelerado cambio que se vivió en los noventa, en la generación conocida como Y o mas popularmente  millennials. Esto es porque la tecnología paso de gatear a correr, y la mayoría de personas, incluyéndome, vivimos este cambio a través de los videojuegos, con la aparición de diferentes consolas con la necesidad de ver mas pixeles en una pantalla. Tal vez por este motivo aun asociamos la tecnología a entretenimiento, comodidad y placer. Y es innegable que la tecnología nos provee de este efecto, pero aquellos niños millennials que crecimos con este concepto ahora somos una gran parte de las personas que guiamos el futuro, pero quiero enfocarme en la educación, la investigación y los avances tecnológicos. Porque la mayoría de los individuos olvidan ese gran portal al conocimiento, son muy pocas las regiones en donde no hay acceso a Internet, y esto será historia con las nuevas iniciativas de Internet global de Google, Facebook y otras empresas. Y esta gran puerta esta abierta pero falta la cultura de educar a través de las nuevas tecnologías.

Asimov comenta que gracias a estas nuevas tecnologías no se requiere de un tutor humano, que este al pendiente de los avances del estudiante. Esa idea, en este momento es imposible, por que no somos capaces de separar la tecnología al concepto de dispositivo de entretenimiento. Tenemos Plataformas de enseñanza en linea, herramientas y metodologías para el aprendizaje, pero aun es muy difícil, y lo digo por experiencia propia, seguir una clase y entender todos los conceptos que en ella se imparte es complicado, por que aunque las herramientas están no sabemos usarlas o no nos gusta, por ejemplo, me enrole en una clase en Coursera, me interese mucho al inicio, estuve completando el material, y aprendí mucho, luego llegue a un tema que se me dificulto bastante, por lo que al no entender y no usar las herramientas que ofrece la plataforma decidí dejar el curso, luego volví a empezarlo y esta vez use los foros y enlaces externos que recomienda el curso, por fin entendí. Pude haberlo completado en el primer intento, si hubiese estado dispuesto a indagar mas.

Si lo pensamos bien aun queda mucho camino por recorrer en el ámbito de la educación. Hasta ahora se están dando pequeños pasos para integrarla a los colegios y centros que imparten formación. Y la verdad es muy esperanzador ver como nos acoplamos y sobre todo como las nuevas generaciones interactuan con la tecnología para aprender y jugar al tiempo, ya que no quiero demonizar a los juegos, al contrario, son un gran recurso, pero hay que saber orientarlos.

Países como Japón, que se enfocan mucho en la educación son los que están marcando la pauta en la integración de estas tecnologías. Podemos ver el uso de dispositivos móviles, dispositivos de realidad virtual y aumentada  y la integración de la educación con otras plataformas y herramientas.

Ahora toquemos un punto que a mi me tiene fascinado, la inteligencia artificial. No hay que ser Asimov ni adivino para saber que la inteligencia artificial se integrara cada vez mas en nuestra cotidianidad. Por lo que indudablemente hará parte de la educación.

Con los modelos actuales de aprendizaje automático, como las redes neuronales ya somos capaces de hacer sistemas robustos, que propongan y analicen. ¿Por que no integrar estos sistemas a la enseñanza?, donde un tutor virtual identifica las habilidades y conocimientos del estudiante y propone una enseñanza basada en ese análisis, para reforzar y orientar al estudiante a alcanzar su máximo potencial, y poderle inculcar las materias de su interés. Así se evitan clases aburridas, malas notas y la frustacion de no entender. Cuando el estudiante se interesa por el tema, realmente es cuando aprende.

Por ahora solo dejo este pequeño pensamiento e idea en el aire, mas adelante de seguro ampliare un poco mas las expectativas y ahondare en la parte técnica de machine learning.

Me gustaría conocer tu opinión y que compartas tus ideas también, así que deja tus comentarios.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Tal vez te pueda interesar